• Turismo rural en Soria

  • Posada familiar en pleno paraje

  • Patrimonio histórico/cultural de gran interés

La Posada

“Siempre desee tener un lugar especial donde vivir y a su vez poder relacionarme con mis seres queridos, compartiendo mi sueño…

La Posada Casa Juanes nació como idea hace ya varios años, después de diversas visitas a la provincia de Soria. Con apenas 90 mil habitantes, y con una densidad de población de 9 hab/km² (España tiene 94 hab/km²), presenta una desbordante naturaleza, así como un patrimonio histórico/cultural de inmenso interés.

Compaginar los sueños con la vida hace que todo tenga sentido.”

Juanje

Nuestra misión

Nuestra misión en la Posada es hacer que nuestros huéspedes se encuentren en un lugar concebido como espacio de relajación y descanso. Que se sientan atendidos de la manera más personal posible, que tengan la comodidad de un servicio pensado en el viajero, y que, de esa manera, estén deseando volver.

La Posada Casa Juanes ocupa un edificio de 1930 en una localidad, Valdealvillo, pedanía de Rioseco de Soria, con apenas 24 habitantes.

A todo ello hay que sumar el entorno, donde los campos que fueron celtíberos, vascones, romanos, musulmanes y Reino de Pamplona, antes de pertenecer a Castilla (1134), nos regalan una naturaleza exuberante, con los parques de Cañón del Río Lobos, Laguna Negra y los Circos Glaciares de Urbión a la cabeza, pero también el Sabinar de Calatañazor, el Acebal de Garagüeta, o la Fuentona, así como el patrimonio paleontológico y los palacios, iglesias y castillos, lo que da un atractivo sin comparación a la provincia de Soria.

Iglesia de Valdealvillo
planos alzado

El edificio que alberga la Posada fue adquirido en enero 2021. Durante el primer semestre del año se procedió a la rehabilitación total, con la reparación completa de la cubierta, instalación de la cocina y baños en la planta baja, sistema de calefacción y agua, distribución de las habitaciones y sus baños en la planta primera, reforma de la escalera, y por último rehabilitación completa de la planta segunda, vivienda de los dueños.

También se restauró el mobiliario y se dio color y luz a la Posada entera.

Alicia y yo mismo, así como Pancho (galgo), Hula (gato) y Pixel (ninfa) os esperamos pronto, será un placer poder atenderos.

Es la tierra de Soria árida y fría.

Por las colinas y las sierras calvas,

verdes pradillos, cerros cenicientos,

la primavera pasa

dejando entre las hierbas olorosas

sus diminutas margaritas blancas

CAMPOS de SORIA

Antonio Machado